Amuletos y talismanes
 

Vamos nosotros detrás de la suerte como si se tratara de algo que anduviese por ahí vagando, con lo que pudiéramos toparnos de forma azarosa y siempre corriendo tras ella medio agotados. Caprichosa, suele esconderse en cualquier recodo. Porque mas bien la suerte es algo que debemos trabajarnos, y es, más que un regalo, una recompensa cuya fuerza se encadena y potencia, siempre dependiendo de allí donde nosotros nos situemos. Los símbolos de la suerte os ayudaran en vuestro trabajo personal hacia la suerte, os ayudaran a canalizar vuestras propias energías positivas a fin de atraerla, y  facilitaran situaros en el lugar adecuado, en el espacio y en el tiempo preciso, ahí donde la suerte puede ubicarse en vuestro propio campo vital, actuando como un imán que atraerá hacia vosotros lo bueno del universo, pero siempre aquello para lo que estéis preparados, pues hasta lo bueno puede dañar, si uno no sabe recibirlo.

¿Quién no tiene un anillo de la suerte, una cadena que jamás se quita o un pequeño objeto que no regalaría por nada del mundo? Todos atribuimos un poder especial a determinados artículos de nuestra pertenencia y ese carácter único que asumen para nosotros los convierte en objetos mágicos.


Los amuletos pueden ser utilizarlos de distintas formas; puede llevarlos al cuello como colgantes, puede hacer que cuelguen de una pulsera, o bien puede conseguir un objeto que tenga dibujado alguno de estos talismanes (una taza, platos, vasos, una prenda de vestir) o un pequeño adorno para el hogar que tenga esa forma. Lo importante es que debe ser un objeto exclusivamente personal.

 

El elefante

Con la trompa hacia arriba es un eficaz amuleto de atracción de la buena fortuna o suerte, siendo además protector de las influencias negativas. Como amuleto, es ideal para asegurar los bienes obtenidos. Los elefantes simbolizan el trabajo en equipo y el buen funcionamiento en comunidad. Por lo tanto, si usted tiene un socio, no dude en tener en su trabajo un amuleto con forma de elefante.
Además de proteger su ámbito de trabajo, el elefante es una figura adecuada para beneficiar a la familia. En este caso es bueno tener un adorno en el hogar. Ese amuleto será el guardián de los planes familiares. No permitirá que el dinero se evapore y ayudará a invertir bien el dinero y tener suerte en juegos de azar.

La lechuza

A pesar de pertenecer a la oscuridad actúan como protectores de energías negativas. Tanto la lechuza como el búho proporcionan atracción personal e intuición. Tener un amuleto con esta figura puede ayudarlo a resolver favorablemente todo tipo de cuestiones relacionadas con el dinero. Si está a punto de realizar un negocio algo arriesgado, lleve siempre con usted un amuleto con forma de lechuza. Eso favorecerá su intuición.

Una ranita

La figura de la rana atrae bienes y dinero. Durante mucho tiempo, ese animal estuvo asociado a la magia. Dice la leyenda que si una rana salta dentro de una casa, es presagio de buena suerte. No hay que espantarla, sino dejar que se vaya por sus propios medios. Recuerde que atrae bienes, de modo que si Vd. está pensando en adquirir una propiedad, un coche o un pasaje de avión, es imprescindible que potencie su suerte con un amuleto en forma de rana. La rana ahuyentará la negatividad y le dará buen cauce a sus proyectos.

El Delfín

Esta indicado para atraer suerte en reuniones o conversaciones que vayamos a tener para conseguir algo. Se le otorga este poder, porque según dicen, es el animal más comunicativo que existe. Se suele poner en las casas o despachos para que reine el diálogo.

La Herradura

Protector del hogar y canalizador de energías, absorbe la energía positiva y desvía o neutraliza la energía negativa. Se cuelga detrás de la puerta con las puntas hacia abajo y deben llevar agujeros para siete clavos, haber sido usadas y haber sido encontradas de forma casual.

La Tortuga

Transmiten energía positiva, sobre todo si son de pequeño tamaño. Aseguran larga vida y tranquilidad. Para los negocios son de suerte segura pero lenta.

La Luna

Especialmente indicada para jóvenes y de sexo femenino. Tiene que ser regalada y suelen ser en forma de colgante. Símbolo de protección.

El Laurel

De tradición occidental, limpia la energía negativa y la convierte en positiva. En su estado natural se colocan hojas detrás de la puerta principal del hogar o dónde tenga que pasar todo el mundo que quiera acceder a la casa.

Buda

Se conocen representaciones desde incluso antes de Cristo. Figura protectora que goza de gran popularidad y se le concede gran poder. Atrae la riqueza y la abundancia. Tiene que ser gordito y se le ofrecen monedas.

El Escarabajo Egipcio

Con un conjuro mágico grabado al dorso. Indica una larga vida y fertilidad. Tiene que ser regalado y grabado para soltar sus influjos.

El Trébol de cuatro hojas

Tiene que ser encontrado por la persona que lo posee. Hoy en día se comercializan, pero carecen de valor si no son naturales. Como joyas pueden ser ritualizados. Anuncian buenas noticias a quien los encuentran.

La Llave

Se le otorgan muchas y muy diversas cualidades. La mejor es la más antigua, que dice que logra la relajación y abre la puerta del corazón de quien lo recibe como regalo. Ha de ser de metal noble.