COMO ATRAER A LOS DUENDES

Dice la leyenda que por cada muñeco de duende

que tenga en su casa se corporizaran siete reales.

Como no representan ningún peligro,

usted puede tener cuantos muñecos quiera.

A lo sumo, tendrá que lidiar con sus travesuras,

pero si les exige que se porten bien respetuosamente, lo logrará.

Además, para mantenerlos entretenidos,

puede poner una copa de cristal llena de monedas antiguas,

pero no vaya a sacarles una moneda,

porque ahora serán de ellos.

En represalia, empezarán a esconder sus cosas.

Es probable que ellos las retiren

y dejen en su lugar un montoncito de piedras.

Les gusta mucho todo lo que hace música o brilla,

como las geodas (piedras huecas),

las campanitas o los palos de lluvia.

Si quiere pedirles un favor,

como que cuiden su casa o lugar de trabajo,

ofrézcales moneditas.

Dicen que ellos son nuestros amigos

y a los duendes les encanta la miel,

el pan con miel o azúcar,

la leche y el vino tinto.

Si les deja estos manjares junto a una plantita

es muy probable que contemos con ellos.

Si alguien se enoja con usted, por ejemplo en la oficina,

es probable que los duendes se diviertan

escondiendo lo que esa persona necesita

para que usted se ría.

Aunque sean sólo espíritu,

pueden mover objetos con su energía,

pero no acostumbran hacerlo delante de las personas.

Liliana Chelli