Ritual de Activación

Existen varias formas para activar a

éstos seres Mágicos, pero lo principal es la Fe.

La forma básica de activarlos es dejarlos serenar

en el exterior de tu casa toda una noche

con luna llena (al dejarlos acaricia su cabeza

y piensa en el nombre que le pondrás

y en qué quieres que te ayuden para que ellos

sepan que deben hacer), teniendo cuidado

de meterlos antes de que amanezca.

Esta es una forma sencilla de hacerlo,

así sabrán a que persona deben ayudar

y cual es la ayuda que necesitas de ellos.

Sería interesante hacerse con un cuarzo

cuando vayas a activar al Ser Mágico, e

s lo que lo representará durante la ceremonia.

Recuerda que más importante que la ceremonia

o medio de activación, es la fé o creencia que tengas

en que ellos te ayudarán y sobre todo la intención

que tengas al realizar estos rituales de activación,

eso los carga de la energía necesaria

ya que la piedra, actúa como talismán

y es lo que invocará la energía del Ser.

Otra ritual para activar al Elfo, Hada

o cualquier otro ser que tengas,

es llevarlos a un lugar tranquilo,

de preferencia un bosque (si no puede ser

en tu jardín o en tu habitación

pero de preferencia debe ser en el bosque),

colócalo bajo un árbol muy frondoso,

ponle un nombre que sea de tu agrado

con el que lo vas a llamar mientras lo tengas,

si puedes enciende una vela blanca

y una varita de incienso y pídele que te ayude

y te apoye a lograr lo que necesitas.

Colócalo en un lugar tranquilo

que sea reservado solamente para él

o llévalo siempre contigo. Con esto tu elfo o hada

quedará personalizado y sabrá a

quién tiene que ayudar.

Cuando ya no lo puedas o quieras tener

explícale el porque ya no vas a estar a su lado,

agradécele su ayuda y regálalo a otra persona

que consideres necesita de su ayuda

tanto como tú lo necesitaste.