El sapo que trae la abundancia

(Laura Garcés)

Una antigua leyenda

¿Qué tiene que ver

un sapo con la riqueza?

La mayoría conocemos

ese viejo cuento popular

en donde una dama,

triste y desolada

por no hallar un amor,

encuentra en el bosque

a un sapo

y se pone ahablar con él.

Más tarde,

esta bella joven cree

lo que le dice el sapo

y lo besa.

Y el sapo se convierte,

como él decía,

en un apuesto príncipe.

Ciertamente,

aunque esta historia

nada tiene que ver

con aquella leyenda china

del sapo de tres patas,

hay algo curioso

entre este cuento

y aquel que dice

que el sapo de la abundancia

salió de su charca

atraído por unas monedas de oro

que el inmortal Liu Hai,

antiguo mago taoísta,

puso fuera de su estanque

para atraer al sapo.

Se dice que,

subsecuentemente,

el sapo trajo prosperidad

y buena fortuna

a su comunidad

y fue enviado a distribuir

oro y piedras preciosas

a los aldeanos.

Desde entonces,

el sapo de tres patas

fue honrado y respetado

como aquel que trae

la abundancia, la prosperidad

y la seguridad.

El sapo de la buena fortuna

El sapo de tres patas

es usado en el feng shui

como símbolo para atraer

riqueza y prosperidad.

Por lo general este sapo

se representa sentado

en un montón de monedas

y barras de oro,

y en su cabeza usa

las siete estrellas

de la buena fortuna

junto a un pequeño pa kua

para proteger de energías

que estancan el flujo

de buena suerte

(¿y la dama y el sapo?).

Algunas veces trae incrustados

piedras preciosas falsas

para indicar la certeza

que tiene este sapo

para incrementar la riqueza

y la suerte.

El sapo carga una moneda

en su boca

y en su espalda lleva

una cuerda que sostiene

seis monedas de oro en cada lado,

las cuales indican

que entrega dinero

y éxito a su propietario.

Se ha fotografiado este sapo

junto a la estatua de Liu Hai,

pero debiera también aparecer,

la dama que besó al sapo,

aquella que si bien hubiera

podido reconocer que resultaba

más fácil besar

a un sapo con oro,

en su antiguo cuento se olvida

de la pobre apariencia

de su acompañante

(de la escasez)

y lo besa,

obteniendo realmente

mucho más de lo que ella veía.

Cómo y dónde colocar al sapo

Algunos expertos del feng shui,

como Mónica Koppel,

recomiendan situar al sapo

a un lado de la puerta principal,

sobre una base o maceta.

Otros sugieren colocar

al sapo diagonalmente

frente a la puerta principal

para atraer suerte

y riqueza al hogar,

tanto material como espiritual.

Hay quienes prefieren

situarlo con la cara viendo

hacia al interior

para indicar

que se esta recibiendo la riqueza

o lo ponen en la esquina

sureste de la sala

para activar el sector

de la suerte con el dinero.

Para proteger al sapo

de algún daño,

puedes situarlo debajo de un sillón,

de una silla u otro mueble.

En las tiendas se pone

comúnmente en un lugar elevado

cerca de la caja registradora,

mientras que en las oficinas

es situado cerca de la puerta

o sobre el escritorio del propietario.

Donde sea que lo coloques,

mantén al sapo

fuera de la recámara,

baño o cocina,

ya que esto puede provocar

que el Chi cause

el efecto invertido

y atraiga lo contrario.

Es importante recordar

que no hay que remover

la moneda de su boca

y que si ésta llegara a caerse,

hay que volverla a pegar

tantas veces se requiera.

Y podría uno,

¿por qué no?,

mandarle de vez en cuando

un beso a este sapo,

sólo para recordar

que la carencia y escasez

pueden convertirse,

en cualquier momento,

en la abundancia y prosperidad

que deseamos.